Lía tiene 10 años. Va a perder la visión. Ella lo lleva con naturalidad, es una niña. Pero a su padre le invade el miedo y solo piensa en lo que se perderá; quiere prepararla para cuando entre en ese túnel oscuro.

Un túnel que les llevará, a los dos, a un mundo desconocido.

Una historia inspirada en hechos reales.

Comparte esta publicación: