Tito, un chico de barrio al que todos toman el pelo, quiere demostrar lo que vale. Tras diversas pruebas de iniciación, una mañana de reenganche se encuentra haciendo trompos en un descampado del barrio con sus nuevos «amigos». La música y la droga acompañan la diversión hasta que un comentario de Tito convierte la fiesta en una broma macabra en la que se ve obligado a cometer un robo para completar el ritual iniciático.

Comparte esta publicación: